La narración digital en la enseñanza de la historia

Educación

¿Qué es la narración digital? En pocas palabras, la narración digital es el uso de herramientas digitales para preparar y compartir contenidos narrativos. Es un enfoque que se utiliza cada vez más, tanto para uso comercial como para uso no-comercial, no sólo en la enseñanza, sino también en los medios de comunicación o en la promoción de productos.

Cada vez hay más herramientas gratuitas o parcialmente gratuitas. Un gran ejemplo de ello es el generador de líneas del tiempo desarrollado conjuntamente por Google y el Museo Británico. La aplicación Tiki Toki, desarrollada gracias a esta colaboración, permite crear líneas del tiempo interactivas y animadas y también está disponible gratuitamente.

La narración digital forma parte de un fenómeno mucho más amplio: las soluciones sin código. Se trata de crear soluciones digitales sin tener que aprender a programar y con relativamente poco esfuerzo. Algo que antes sólo estaba al alcance de los programadores ahora lo pueden hacer personas expertas en su campo, pero que no saben nada de programación.

Este fenómeno ha recibido una aceleración adicional como resultado de la popularización de las soluciones informáticas basadas en IA. Hoy en día, las aplicaciones basadas en IA se utilizan ampliamente con fines comerciales, incluso para la creación de contenidos narrativos. Y no se trata sólo de contenidos generados por Chat GPT o motores de búsqueda de mejor rendimiento. Hoy tenemos la posibilidad de crear fácilmente imágenes y dibujos a partir de una descripción, generar una voz a partir de un texto o incluso antedatar imágenes estáticas. Un ejemplo de esta última aplicación es un retrato animado de Cyprian Kamil Norwid, poeta polaco que vivió en el siglo XIX, ‘contando’ la historia de su vida y obra. La preparación de una animación de este tipo parece complicada y requiere una gran competencia digital. Sin embargo, una película similar puede prepararse en 2-3 horas tras una breve formación.

El potencial para utilizar este enfoque en la enseñanza, especialmente en la enseñanza de la historia, es bastante obvio, pero reunamos los argumentos en un solo lugar.

 

¿Por qué utilizar la narración digital?

En primer lugar, todos sabemos que los y las adolescentes de hoy en día consumen la información y asimilan los conocimientos de forma diferente. Limitarnos a una conferencia tradicional sería, por tanto, ineficaz. Esto es especialmente aplicable en el caso del alumnado al que no le apasiona la historia. Por razones similares, hace tiempo que utilizamos soportes visuales y audiovisuales. Por tanto, merece la pena considerar la narración digital como una extensión de las soluciones técnicas que utilizamos en la enseñanza.

En segundo lugar, por razones que la pandemia del COVID-19 nos ha hecho ver, utilizaremos cada vez más la enseñanza a distancia, incluida la enseñanza híbrida. No se trata sólo de que incluso la lección más interesante impartida a través de Zoom o MS Teams sea mucho menos eficaz que una en directo. Cada vez más, nos encontraremos con situaciones en las que el trabajo independiente de los estudiantes sea de facto educación híbrida. Y el uso de contenidos narrativos digitales bien elaborados es una gran alternativa a la lectura de libros de texto escolares.

En tercer lugar, la forma de narración en la narrativa digital es similar a la forma de presentación de contenidos en los medios sociales, que ahora es un entorno natural para que los jóvenes se comuniquen. Una vez más, existe la oportunidad de que la educación sea más eficaz, especialmente para aquellos estudiantes que no están muy interesados en el tema.

Por último, pero no menos importante, está la oportunidad. El desarrollo cada vez más rápido de soluciones digitales para la comunicación y la educación también ha hecho que cada vez más de ellas estén disponibles de forma gratuita. Nosotros mismos podemos crear contenidos más atractivos con relativamente poco esfuerzo y de forma gratuita. Sería una pena no aprovechar estas oportunidades en la educación.

Por supuesto, la preparación de contenidos digitales requiere tiempo, sobre todo para dominar el uso de las aplicaciones utilizadas. Merece la pena empezar por pequeños pasos. Primero, utilizando en nuestras clases contenidos preparados por otros autores en la fórmula de narración digital. Después, podemos seleccionar entre un amplísimo abanico de aplicaciones y programas gratuitos aquellos que mejor se adapten a nuestro estilo de enseñanza e intentar preparar materiales sencillos con ellos. El curso “¿Cómo crear contenidos digital historytelling?“, desarrollado en el programa Digital Historytelling, puede ayudar a encontrar una herramienta de este tipo, ya que ofrece una visión global de las aplicaciones de narración digital. La mayoría de las soluciones digitales para uso educativo cuentan con tutoriales didácticos muy desarrollados.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se deben trasladar directamente nuestros hábitos del uso tradicional de las formas de narración. Las líneas de tiempo digitales son un buen ejemplo de ello. Estamos acostumbrados a que la línea de tiempo que se utiliza en la educación sea, por lo general, muy sintética. Por otro lado, la ventaja de las soluciones digitales, es que un material al mismo tiempo puede ser muy sintético y proporcionar información para profundizar en el conocimiento. Además, es mucho más fácil presentar no sólo el carácter lineal del proceso histórico, sino también las relaciones entre los fenómenos que se producen en distintos ámbitos de la vida social.

El potencial que crea la narración digital en la educación es enorme y sería una pena no utilizarlo en la enseñanza de la historia. Lo que es interesante y digno de mención es que, aunque el alumnado domina la comunicación digital mucho mejor que las generaciones mayores, muchas de las herramientas utilizadas en la narración digital les resultan desconocidas. Por lo tanto, es bastante fácil que se impliquen en aprender a utilizarlas juntos.

 

Autor: Rafał Szymczak – Experto polaco en el campo de Data Storytelling, Business Intelligence y consultoría de comunicación. Cuenta con más de 25 años de experiencia en consultoría de comunicación, gestión de proyectos, análisis de datos cualitativos y cuantitativos y formación. En los últimos 10 años ha desarrollado sus competencias en el ámbito del análisis de datos y la comunicación mediante herramientas digitales e imparte formación en este campo.

Este artículo se ha elaborado en el marco del programa Historia Digital de la Fundación Escuela con Clase, en colaboración con la Asociación Smilemundo y la Fundación Rey Balduino, con financiación del programa Erasmus+ de la Comisión Europea.